Bodas a la carta

Corría el año 2004 y yo tenía muchas ideas para mi boda, originales...

Sí, originales, porque en aquella época las bodas eran todas iguales…. la ceremonia, el banquete, el vals, la barra libre, la orquesta (ya se empezaba a oír hablar de la discomóvil… donde no tod@s l@s invitad@s parecían content@s de que no sonara las mismas canciones de siempre).

Fuimos los primeros de nuestro entorno que diseñamos la invitación de boda con nuestras fotos... hasta alguna imprenta se sorprendía de que los mismos novios entregaran diseño propio y no eligieran entre todos sus modelos monótonos, donde sólo cambiaba el tipo de letra o papel.

Mi deseo de proyectar fotos nuestras en una pantalla gigante se tuvo que limitar sólo a un panel de corcho con fotos impresas, que recorrían nuestro largo noviazgo.

Tuve que hasta convencer a mi pareja de que no quería bailar el típico vals, sino nuestra propia canción  (con el previo acuerdo de bailar el vals después para que l@s invitad@s entendieran cuándo era la apertura del baile).

Atrás quedó la época en que todas las bodas eran iguales… que si te equivocabas de sala en el convite no te dabas cuenta durante la primera media hora hasta que te fijabas en los novios.

Hoy en día, las bodas son especiales, totalmente personalizadas, con un sinfín de posibilidades que se abren en el horizonte… que hacen que, efectivamente, se convierta en un día inolvidable para l@s novi@s, pero también para l@s invitad@s... por lo que llego a la conclusión de que... ¡ME QUIERO VOLVER A CASAR! :D

Pero como deseo seguir con la misma pareja :-), soy feliz aportando mi granito de arena a este mundo de las bodas a la carta..... con SER FIGURA.  

¿Te apetece contarnos qué has pensado hacer o ya has hecho original en tu boda? Déjanos tu comentario ;-)

 

 

Siguiente Artículo

Mencionados en...